• En este proyecto la idea estaba clara se quería conseguir una cocina muy amplia y que estuviera unida al salón. Para ello se derribó el tabique que separaba las dos estancias y así conseguimos un único espacio más amplio y luminoso.
    Nuestro equipo de diseño optó por un amueblamiento de cocina discreto pero a la vez que tuviera esa esencia especial que los propietarios querían que tuviera su nueva cocina. Por eso elegimos un modelo de puerta con relieve y unas vitrina con saetinos que dan un toque muy personal y diferente, el color para los muebles se eligió en blanco para dar frescura ya que se buscaba que la encimera tuviera su protagonismo, por eso se colocó un granito negro con mucha veta para que no quedara una superficie muy lisa, la elección de granito se determinó por la personalidad que tienen este tipo de material que los hace únicos y su buen comportamiento en las tareas domésticas.
    Para continuar con los tonos oscuros y unificar colores los electrodomésticos se integraron en cristal negro. La combinación de estos dos colores siempre es una apuesta segura para conseguir una cocina actual y atemporal para estar siempre a gusto en la cocina.