Consejos para evitar errores en el diseño de cocinas
21 diciembre

Consejos para evitar errores en el diseño de cocinas

No importa qué diferente pueda ser nuestro estilo de vida, al final gran parte de nuestras actividades domésticas se van a desarrollar en la cocina. Para ello queremos plantear una serie de consejos para evitar errores en el diseño de nuestra cocina:

 

Evitar obstruir el llamado triángulo de trabajo

El triángulo de trabajo en la cocina está formado por el frigorífico, el fregadero y la placa de cocina en sí. Esta zona es la de mayor actividad y es la que debemos cuidar más a la hora de la planificación del diseño, evitando distanciar mucho entre sí estos elementos, así como evitar la interposición de posibles obstáculos entre ellos.

Independientemente del tamaño o disposición del diseño de nuestra cocina, ésta debe atenerse a esta sencilla regla para lograr una mayor efectividad en el uso principal de esta estancia; cocinar. Un triángulo demasiado pequeño puede producir que tropecemos unos con otros dentro de la cocina y si fuera demasiado grande se convertiría en una agotadora actividad.

Evitar la falta de iluminación

La iluminación es uno de los grandes protagonistas olvidados en el diseño de nuestros hogares. Y la cocina es un espacio en el que no debemos darnos el lujo de tener una deficiente iluminación, pues en ella utilizamos utensilios de cocina afilados y peligrosos. Hemos de considerar una buena iluminación general, que evite sombras dentro del espacio de trabajo y reforzada por una iluminación específica para cada tarea. Lo habitual es reforzar en la zona de preparación de alimentos, así como en aquellas zonas que utilicemos en nuestras cocinas para disfrutar de nuestros desayunos o comidas.

Una buena ventilación

Tanto el empleo de una buena campana extractora, como diseñar la cocina con una buena ventilación natural ha de ser algo esencial en nuestras cocinas. Evitando el empleo de campanas que muchas veces son de un diseño muy elegante y sin embargo no cumplen con una buena extracción del aire viciado. Así mismo estudiar bien las alturas de colocación de las mismas para poder disfrutar de unas cocinas más limpias y agradables para nosotros.

No olvidarnos del espacio de almacenamiento

En nuestras cocinas habitualmente almacenamos un montón de enseres, utensilios, comida… Y no sólo eso, sino que frecuentemente todo lo relacionado con la limpieza del hogar está también dentro de la cocina, es por ello que necesitamos una gran cantidad de espacio de almacenaje y además hemos de considerar que éste sea de fácil accesibilidad.

A menudo nos encontramos con cocinas que obvian este espacio en pos de conseguir un diseño más “atractivo” y esto es justo algo que debemos evitar. Es por ello que nos gusta definir el espacio de las cocinas en las que trabajamos y definir su diseño adecuándolo a las necesidades del cliente, mediante una adecuada planificación y previsión de la misma. La cocina no sólo ha de ser más atractiva, sino que ha de contar con todo el espacio de almacenamiento que necesitemos. Incluso aprovechando el zócalo de las mismas para aumentar la capacidad de almacenaje total.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *